Antonio Senzatela impacta con su arranque en Colorado

Ads 8

Antonio Senzatela era conceptuado como un lanzador muy promisorio prácticamente desde que firmó como un agente libre internacional en el 2011 a los 16 años de edad.

El impresionante talento del joven nacido en Valencia, Venezuela, le permitió superar todos los pronósticos de los entendidos en el 2014, cuando tuvo marca de 15-2 con efectividad de 3.11 en 26 aperturas a nivel de la Clase ‘A’ baja.

Menos de tres años más tarde, Senzatela pertenece a una rotación de Grandes Ligas y por lo que ha demostrado hasta ahora parece que está allí para quedarse con los Rockies de Colorado, usualmente hambrientos de buen pitcheo.

“Primero que nada dispone del talento, el material”, elogió el dirigente de los Rockies, Bud Black. “Tiene buena recta. Sus envíos secundarios, la slider y el cambio, ya vienen por allí, necesita trabajar en ellos.

“Lo que realmente nos gusta es su competitividad”, reforzó el otrora lanzador zurdo. “Tiene buen latido de corazón, buen pulso. Mientras avanza el juego, por bien cerrado que sea, tiene la tendencia a subir su nivel de pitcheo. Dispone del sentido para poner el extra cuando hace falta”.

“Creo que [el domingo] exhibió su mejor calidad entre los pitcheos 60 y 90, esa es una buena señal para un hombre tan joven”, acentuó Black.

Varias de esas características de Senzatela, cuyo apellido es de origen italiano por herencia de uno de sus abuelos, fueron observadas por la fanaticada en San Francisco, en una tarde dominical bien fría y lluviosa que se le hizo bien difícil para los lanzadores.

El triunfo de Senzatela, que de esa manera quedó con registro de 2-0 y efectividad de 2.37 luego de sus primeras tres aperturas en la meca de la pelota, le permitió a los Rockies ganar la primera serie de cuatro juegos de su historia en el AT&T Park.

“Le vi tirar la mejor curva que le observado, incluyendo los Entrenamientos Primaverales”, admiró Black, ex dirigente de los Padres de San Diego.

Ese punto de vista de Black no es exclusivo del piloto de los Rockies. Es compartido por Tony Wolters, quien fuera el receptor del venezolano en aquella tarde pasada por agua en San Francisco.

Por su parte, Senzatela sabe que le sonríe el porvenir, pero también está convencido de que la clave para el éxito es el trabajo duro.

“Cada vez que hago bullpen trabajo en mis envíos rompientes, porque sé que de verdad los necesito”, reveló Senzatela. “Hoy [el domingo] estuvieron muy buenos, gracias a Dios y me ayudaron cuando más me hicieron falta”.

Las condiciones con las que tuvo que lidiar en San Francisco no fueron ajenas para Senzatela.

Ads 9