Comando “Antihambre”

Ads 8

Frente a una realidad tan lamentable con cifras en materia de alimentación tan dantescas donde el 82% de la población está en condición de pobreza, donde 3 milones de compatriotas comen de la basura, donde más de 10 millones se sortea qué comida hacer durante el día, es imperante mancomunar nuestro esfuerzo, poner sobre la mesa, sobre el debate, todo todo nuestro accionar político y social, debe estar dirigido a la lucha contra el hambre.

Así como Maduro tiene su Comando “Antigolpe” para armar expedientes falsos, para montar ollas, para perseguir a la gente, para cerrar los medios de comunicación y para arrinconar a un pueblo por la vía de la violencia y el amedrentamiento, pero que en nada resuelve los problemas de la gente; nosotros más allá de la Mesa de la Unidad Democrática, ese 80% de venezolanos que rechazamos la gestión de exterminio del gobierno de Nicolás Maduro, deberíamos constituir en las próximas horas un Comando “Antihambre” en todos los rincones de la geografía nacional, porque la tragedia que estamos padeciendo en Venezuela así lo convoca, y porque nuestra realidad supera cualquiera de las economías más pauperrimas del mundo, porque sus niveles de consumo alimentario están por encima de nuestro maltrecho país.

No obstante, y muy a pesar de lo expresado por la canciller Delcy Rodríguez, vocera de la mentira de Nicolás Maduro, ante la FAO, donde aseguró de manera cínica que en Venezuela se había erradicado la pobreza de manera considerable; en Venezuela el 82% de la población está muriendo de hambre, y esto no es cuento ni una exageración, es una de las realidades más penosas que tenemos en la actualidad.

Pues bien, frente a esta situación, una de las tareas más prioritarias tiene que ser la lucha mancomunada para que este gobierno absurdo y miserable entienda de una vez por todas, que debe haber un plan de emergencia para alimentar al país, que aquí no se puede administrar la miseria como lo hacen con los CLAP, que el hambre no se resuelve con los carnets de la patria para controlar y chantajear a la gente, y excluir a más del 80% de venezolanos que adversan la gestión política más nefasta en la historia venezolana.

Es importante reflexionar que el detonante que está llevando a este país a la tragedia es el hambre de nuestro pueblo. Vemos niños desnutridos desde el vientre de sus madres; ancianos que se desvanecen por la falta de alimentación; gente que está muriendo de hambre; madres que se acuestan sin comer para reservar cualquier bocado para sus hijos y para los más vulnerables del núcleo familiar; con millones de venezolanos que hacen colas en los containers de basura para comer de los desechos y desperdicios, y así un pueblo en su conjunto que sufre los desmanes del hambre y la miseria.

Aquí el tema del hambre no se resuelve aumentando los sueldos de manera irresponsable, porque la inflación es tan alta que se traga cualquier cantidad. Frente a esta coyuntura sólo hay dos caminos, la primera es que el gobierno rectifique pero no vemos la más mínima señal de querer hacerlo, y la segunda, es un estallido social por hambre. Por lo tanto, el gobierno tiene que entender que en este holocausto y genocidio colectivo que tiene contra el país, Nicolás Maduro tiene que contarse electoralmente. Es decir, este conflicto histórico debe ser resuelto en unas elecciones, porque de no ser así, esto va a terminar en una tragedia, no porque nadie esté conspirando, sino que los niveles de hambre y de pobreza son tan alarmantes que en cualquier momento puede reventar en una tragedia social de pronósticos incalculables.

Así que el llamado es a constituir un Comando “Antihambre”, aquí llegó la hora de decirle a estos sinvergüenzas que hoy usurpan el poder en Venezuela, que su discurso ramplón de decirle a la gente que hay una guerra económica, nadie se lo cree, porque este gobierno ha dilapidado más de 1 Billón 600 Mil Millones de Dólares, y como lo dijo el ex ministro Héctor Navarro, el daño patrimonial de la revolución en contra del país es de más de 300 Mil Millones de Dólares.

Aquí unos cuantos vivos y enchufados se llenaron de dinero mal habido, mientras más del 82% del pueblo está muriendo de hambre, por lo tanto, los únicos responsables de esta tragedia que hoy ocurre es la falsa revolución que se burló de las necesidades más sentidas de la población.

Ismael García

Diputado a la Asamblea Nacional

Unidad Democrática Aragua

@ismaelprogreso

Ads 9