“Nos están matando”

Ads 8

En nuestro estado Aragua ya se ha hecho común y rutinario, la monstruosidad con la que la delincuencia se ensaña contra nuestra gente para despojarlos de cualquier bien material, y no conformes con el robo en sí, la mayoría de las veces matan a sangre fría a sus víctimas, los desmiembran, los entierran, los deguellan y los desaparecen.

Es lamentable ver como un estado que era tranquilo en toda su extensión territorial, ahora existen municipios, sobretodo los del sur, donde la gente vive aterrada, encerrada en sus casas, con rejas en los comercios y donde los transeuntes invocan a Dios y a sus santos para circular por esta zona y poder llegar a sus destinos sanos y salvos.

Muchas han sido las familias que han tenido que emigrar a otros estados, tratando de salvaguardar sus vidas y la de sus familiares, especialmente, la de los más jóvenes con el objeto de que puedsn vivir y lograr sus metas sin que la delincuencia les arrebate la vida hasta por un reloj o  una moto. No obstante, de esta realidad no se salva ni los uniformados, quienes no quieren pernoctar ni estar destacados en estos municipios, por el riesgo que corren desde que se levantan y estando incluso dentro de sus comandos, y es que más de uno ha muerto producto de la explosión de una granada o en atentados.

Esto que les narro no ocurre en Colombia, ni en Siria, ni en Afganistan, esto ocurre a pocos kilómetros de la capital del país, producto de la desidia y de la informalidad con que el gobierno y los órganos policiales han manejado el tema de la inseguridad en el país, especialmente en el estado Aragua.

A mi nadie me echa cuentos al respecto porque yo vivo en Aragua, y se lo que acontece en materia de inseguridad. Por lo menos en los municipios Sucre y Zamora, antes utilizados para hacer turismo, para la degustación culinaria y para otros beneficios, ahora lo que reina es el caos, la inseguridad, el temor, la zozobra, la caristia y todas las calamidades que nos trajo la revolución.

En los municipios antes señalados tenemos dos alcaldes al servicio del PSUV y no de un pueblo, y he alli la triste y pauperrima calidad de vida que tenemos, donde a las seis de la tarde a más tardar la gente tiene que encerrarse en sus casas, por el temor de no ser víctimas de la delincuencia, lo cual no es garantía de salvación, porque aún estando dentro de nuestros hogares, invade nuestras propriedades y atenta contra nuestras vidas.

La revolución ha tenido 22 planes de seguridad y todos han fracasado porque no ha habido voluntad para enfrentar con seriedad el problema de la inseguridad, y muestra de ello es que sólo en 2016 tuvimos la cifra roja de 26 muertes, producto del crimen y la violencia, y Aragua se convirtió en el estado más inseguro del país. Esta es la herencia que nos ha dejado el socialismo del siglo XXI y sus jerarcas.

En Aragua estamos en estado de emergencia, somos una población indefensa y a merced de la delincuencia. Nos están matando, están acabando con nuestro presente y nuestro futuro y no vemos una señal de querer cambiar esta realidad. S.O.S.

Clever Lara

Secretario de OrganizaciónAcción Democrática Aragua

@cleverlaraad

Ads 9